Archivo de la etiqueta: armas

Los años de la guerra: el testimonio de Rafael del Pino

libro-del-pinoPronto se cumplirán 40 años del inicio de la intervención cubana en Angola. Nótese que hablamos específicamente de Angola y no de Africa, porque Fidel Castro comenzó a intervenir en el continente a pocos meses de su ascenso al poder. Durante este tiempo varias obras se han publicado sobre el tema dentro de Cuba -es decir, por el Gobierno- desde las más ligeras (Angola: fin del mito de los mercenarios, Un abril como Girón) hasta las más anodinas (Prisioneros de la UNITA) y pretenciosas (Cangamba). Mientras que en Sudáfrica abundan los testimonios, estudios y tesis sobre la guerra, los profesionales cubanos de la historia, el periodismo, etc, han debido conformarse con lo que para ellos constituye la referencia obligada cuando de la aventura angolana se trata: Misiones en conflicto, de Gleijesses. Ni hablar de los lectores comunes y corrientes que no tienen acceso a publicaciones de ese tipo. De ahí la importancia del más reciente libro de Rafael del Pino.

Dos grandes méritos tiene el libro del ex-general: el valor del testimonio de primera mano de un alto oficial y la honradez que se aprecia en lo escrito. También encontramos defectos y carencias en sus páginas: hay aspectos que el escritor no toca y en algunos enfoques se ha quedado corto. Es evidente que Del Pino ha tratado de ser consecuente y ha preferido concentrarse en lo que para él es esencial, evitando temas que resultan siempre controversiales. En definitiva es el testimonio de un militar profesional con una difícil y larga trayectoria que puede haberse equivocado o no, puede admitirlo o no, pero que no cae en mezquindades.

Los años de la guerra es un intento profundo y serio de recoger para las generaciones que nos sucederán, la verdadera historia de las guerras africanas del Napoleón del Caribe de 1975 hasta la retirada de Angola. Su autor nos pone en la mano documentos, informes oficiales y diversos materiales, incluyendo fotografías, que ha ido obteniendo no sólo durante su participación en los acontecimientos, sino también en sus investigaciones posteriores que lo llevaron incluso a visitar Sudáfrica y entrevistar a sus antiguos enemigos.

Estamos ante una obra de referencia y un libro de obligada lectura cuando de la intervención cubana en Angola se trata.

 

La guerra no ha terminado

Es noticia en estos días la detención en el canal de Panamá, del carguero norcoreano Chong Chon Gang, donde fue descubierto armamento procedente de Cuba, oculto bajo miles de sacos de azúcar. El gobierno de los hermanos Castro ha declarado que se trata de 240 toneladas métricas de armamento obsoleto y defectuoso que iba a ser reparado en Corea del Norte, incluyendo dos aviones MIG-21 y dos sistemas antiáreos conocidos como Pechora y Volga. Ha agregado, como para minimizar su importancia, que se trata de material bélico del “siglo pasado”.

¿Por qué lo ocultaron bajo toneladas de azúcar? ¿Por qué no lo declararon? Si el material es obsoleto, ¿para qué enviarlo a reparar en un viaje tan costoso? En cuanto a lo del “siglo pasado”: ¿acaso no es igualmente peligrosa un arma mortal del siglo antepasado? Están, además, violando el embargo de armas impuesto por la ONU a Corea del Norte (y lo está violando un gobierno que clama contra el embargo norteamericano). Y en definitiva, señores, no hace mucho que los MIG-21 arrojaban bombas sobre el suelo angolano.

Quizás alguna de estas dos obsoletas máquinas de guerra volantes participara en la guerra de Angola. Quizás sean veteranas de tan desgraciada aventura. La guerra, es evidente, aún no ha terminado: sólo terminará con la desaparición del régimen y el inhumano sistema que la originó (en lo que a la participación cubana se refiere).

Recortes de diarios/ 4/ Gases tóxicos en Angola

30-3-89a
“La Vanguardia”. 30 de marzo de 1989

R-105

radio r-105Radio R-105, utilizada por las tropas cubanas en Angola en los años 70. Existen varias versiones (denominaciones) para su utilización en las distintas ramas de un ejército y modernizaciones posteriores (modelos R-105M, R-105D, etc). En general el equipo pesaba más de 14 kilos y tenía una antena de metro y medio de altura, con 1 watt de potencia. Los jóvenes comunicadores cubanos debían cargar con esta chatarra tecnológica y tratar de mantener la comunicación a través de ella, lo que era una misión imposible.

1976-77: Bombarderos estratégicos rusos en Luanda

La profundidad de la cooperación ruso-cubana en la guerra de Angola aún tiene aspectos desconocidos y no está suficientemente documentada. En la foto un bombardero estratégico ruso TU-95RT en el aeropuerto de Luanda en fecha no precisada entre 1976-77.

La protección rusa

Submarino ruso de la clase Foxtrot Proyecto 641 según la clasificación de la OTAN. En los años 70 operaban regularmente en el Atlántico sur hasta la altura de Sudáfrica y en 1975-76 escoltaron los convoyes de barcos cubanos que transportaban tropas y armas a Angola.

Armas rusas, de nuevo

Moscú, 4 de mayo, RIA Novosti.

Cuba está muy interesada en modernizar sus armas y material de guerra que datan de los tiempos de la Unión Soviética, pero le faltan recursos financieros, dijo hoy a RIA Novosti Polina Temérina, experta del Centro de Análisis de Estrategias y Tecnologías.

“Cuba en más de una ocasión dirigió a Rusia la solicitud de modernizar sus arsenales. Pero el problema sigue pendiente por escasear recursos financieros”, dijo.

Los ingresos de Cuba provienen actualmente del sector de turismo, la agricultura y el trabajo de sus especialistas en el exterior, en primer lugar, de médicos. Pero esas fuentes no pueden resarcir los gastos que requiere la modernización de las Fuerzas Armadas, explicó.

Cuba propone a Rusia invertir en el sector energético, en particular, en la extracción de petróleo. Al concertar tales contratos, La Habana se reserva el 51% de las acciones y entrega el 49% al inversor, añadió.

De 1961 a 1991, la Unión Soviética suministró a Cuba armas y material bélico y realizó su mantenimiento por 16.000 millones de dólares. La Habana recibió tanques T-55 y T-62, transportes blindados, sistemas de defensa antiaérea, aviones MiG-29, MiG-23 y MiG-21, helicópteros Mi-24, Mi-17, Mi-8, Mi-14 y Ka-28, submarinos, buques y lanchas de combate, fusiles, medios de comunicaciones, etc.