Mercenarios (1?)

Mercenarios: Unos sí, otros no...

Luego de la retirada cubana en 1989, el gobierno de Dos Santos solicitó los servicios de una agencia de seguridad más o menos sudafricana llamada Executive Outcomes. Esos mercenarios retomaron los campos petroleros de Soyo ocupados por la UNITA. Nadie pone en duda que eran mercenarios.

Nadie pone en duda que los pocos blancos y extranjeros procedentes de Inglaterra, Estados Unidos, Francia, Agentina o Portugal, que combatieron al lado del FNLA, la UNITA y el FLEC, eran mercenarios.

Hay mucha tela por donde cortar en el tema del uso del término “mercenario”. Hay definiciones académicas, jurídicas y extensos trabajos que pueden ser fácilmente consultados en la internet (es decir, fuera de Cuba, en la isla hay que ceñirse a lo que la propaganda oficial nos ha inculcado al respecto). No pretendo abordar sino una pequeña y personal arista del asunto, que es demasiado extenso para mi tiempo y las pretensiones de este blog.

Nos inculcaron que los mercenarios eran racistas, aventureros, personas sin valor que apenas combatían sólo porque les pagaban enormes sumas de dinero o los drogaban o les permitían cualquier tipo de desmanes. Y para justificar nuestra presencia en terrenos totalmente ajenos, nos adjudicaron el término “combatiente internacionalista”. A Angola fueron unidades regulares de ejército cubano. Pero a otros lugares (y a Angola antes de finales de 1975) no fueron unidades regulares, sino componentes de ese gran ejército, cargado de odio, en que Castro convirtió a todo hombre o mujer en edad militar. Por lo que algunos ha encrito en los comentarios: 1. No fuimos mercenarios porque formábamos parte de unidades militares regulares. 2. No fuimos mercenarios porque no cobramos un sueldo respetable por combatir.

Entonces: algunos “combatientes internacionalistas” eran mercenarios porque no formaban parte del ejército regular (desde Venezuela, Argelia, Santo Domingo, etc, hasta el Congo, Bolivia y Nicaragua). Y otros no.

Entonces: no éramos mercenarios porque apenas nos pagaban los $7.00 del SMO o nos pagaban el salario completo de nuestro puesto de trabajo… sin trabajar en él, por practicar el “internacionalismo proletario”.

Entonces: si Executive Outcomes o los contratistas norteamericanos en Irak, o los gansos de Michael Hoare son llamados por un gobierno para pelear a su favor, son mercenarios. Si en cambio es llamado el ejército de un país extranjero y ajeno al conflicto, es “internacionalismo proletario”. Si se le paga a Executive Outcomes es la paga del mercenario, si se recibe un beneficio por cuidar los pozos petroleros en Cabinda, o del gobierno de Luanda a cambio de nuestro “internacionalismo proletario”… eso no es la paga del mercenario.

La ideología izquierdizoide es aberrante: los guerrilleros cubanos del Che en el Congo no eran mercenarios, pero los blancos que combatían en el bando opuesto, incluyendo a pilotos cubanos que pelearon en el conflicto, sí eran mercenarios. Ir a combatir a España del lado republicano en los años 30 no era ser mercenario. Ir a combatir a Angola en los años 70 del lado de la UNITA o el FNLA, era mercenarismo.

Señores: despojémonos de tanta hipocresía, de tanto cliché, de tanta falsedad.

11 Respuestas a “Mercenarios (1?)

  1. Raul Castro, Fidel Castro, Ernesto Guevara, Alicia Alonso, Antonio Nunez Jimenez, Osvaldo Sanchez, Blas Roca, Isidoro Malmierca, Victor Pina y tantos otros fueron reclutados en Cuba por Fabio Grobart, quien representaba a la URSS.
    Para hacer que? Para poner en marcha una gran Operacion de Inteligencia para que los sovieticos tomaran a Cuba, la Operacion se llamo Jovenzuelo y tenia por objetivo matar no menos de 6,000 santiagueros el 27 de Julio, evento sangruineto solicitado en Moscu, por el propio Nikita Khuuschev a Raul Castro unas semanas antes del asalto cobarde a la fortaleza del Moncada a 800 Km. de la capital donde estaba el supuesto tirano que querian ajusticiar.
    Todos “ellos” si son realmente mercenarios de una potencia extranjera y ellos lucharon para introducir en nuestro pais el Poder politico y militar de la URSS.
    Fidel Castro sabe poner motes muy buenos, porque le salen de su corazon, ya que proyecta lo que el perfectamente sabe, quine es el… sabe que el es un bandido, por eso le puso Lucha contra Bandidos, a quines enfrento contra los campesinos que defendian sus tierras y sus esperanzas: el sabe, que el es un buen mercenario, por eso le puso el mote de Mercenario a la gloriosa Brigada 2506, el bautiza de traidor a quine le dice la verdad, porque el mejor que nadie sabe que traiciono y vendio a Cuba a los malditos rusos para que le mantuvieran en el Poder al frente de la Colonia Sovietica en el Caribe…

  2. La palabra puede ser amiga del hombre. Pero también, la palabra puede ser su enemiga al no ser capaz de estar a la altura de las cambiantes circunstancias que envuelven el sentido de las cosas. Con el concepto de Mercenario sucede igual. Según el bando que acuse al otro, así será la carga peyorativa de dicha definición. El caso de los cubanos en Angola se vuelve un poco complicado por culpa del numeroso grupo de factores que hacían que una persona, nacida en la Isla, se viera metida en una zona de guerra a miles de kilómetros de su casa contra o a favor de su propia voluntad. Creo que el mecanismo de reclutamiento era un complejo aparato compuesto por piezas jurídicas, psicológicas, emocionales, sociales, ideológicas, laborales, económicas y morales muy hábilmente manipuladas bajo el gastado barniz del Internacionalismo proletario, concepto en sí mismo discutible como tantas cosas que Castro se sacó de la manga para hacer realidad sus sueños de Napoleón del Caribe. Por eso pienso que más que buscar si se ajusta o no la definición de mercenario al escenario histórico en que nos vimos envueltos, habría que ver si la actuación global de la presencia cubana en Angola encaja en un concepto más moderno de la guerra. Primero: Motivos por los que el gobierno cubano se metió en los asuntos de un lejano país africano. Implantar un régimen totalitario, en lo posible a imagen y semejanza del modelo soviético-cubano y supeditado a las órdenes de Moscú y La Habana en una audaz maniobra geopolítica de la guerra fría. Segundo: Para dichos fines no fueron importantes los métodos. Se impuso el palo y la zanahoria, se creó la falsa ilusión de que nuestra presencia acercaba la soñada independencia a los angoleños y que se habían ganado el gordo de la lotería con las bondades de los médicos y maestros cubanos, a cambio, perderían temporalmente su soberanía por culpa de unos tipos malos, malísimos, englobados en la oposición y los sudafricanos. Y en ese teatro, donde la sangre y los muertos eran de verdad, se implantó la técnica de control de masas que más efecto le ha dado a Fidel, la de plaza sitiada, la de la aldea enemiga; aquí nosotros, los buenos y ellos los malos, allí. Y así nos metimos muchos años. En ese tiempo nuestra conducta fue la de un ejército de ocupación y nuestras acciones principales estuvieron encaminadas a preservar intereses no angoleños, sino rusos, cubanos y otros aún más oscuros. La opinión del pueblo de Angola nunca estuvo presente porque nunca hubo democracia en el concepto que la define como la voluntad popular salida del voto secreto de las urnas. Aquí se mezclan nuestros asuntos domésticos más la ideología implantada por los comunistas en la singular configuración de la sociedad cubana con las presiones internas hacia el ciudadano que carece de margen de maniobra ante la exigencia de un gobierno que le pone un casco, un fusil automático y un punto en la boca para que salga a defender ciegamente aquellas órdenes salidas de las oficinas refrigeradas del Ministerio de la fuerzas armadas. No hace falta cobrar una pasta para ser mercenario, no podemos acudir a un diccionario de la lengua para definir algo aparentemente simple. Se queda muy corto ante la realidad de ser el brazo ejecutor de las ideas salidas de la mente de un hijo de la gran puta llamado Fidel Castro, el mismo que prometió a las madres cubanas que ya no volverían a llorar por sus hijos, el que engañó y mintió e incluso privó durante años, poder velar en paz nuestros muertos, hasta el día que a él le dio la gana, abriendo heridas antiguas y dejando desolado a un pueblo que no se merecía que trataran a sus caídos como meras piezas de un mediocre dominó político. No olvidemos la colaboración de los países socialistas. Mi AK estaba fabricado en Alemania del este y el resto del conjunto lo componían elementos de Checoslovaquia, Corea, Polonia. No puedo definir como mercenarios la presencia de tal colaboración. Eran países satélites de los soviéticos. Hicieron lo que se esperaba de ellos, quizás otras personas los califiquen de mercenarios, yo no, porque ¿Cómo negarse? Si todos estaban bajo la bota rusa. Estábamos metidos dentro de una enorme burbuja geopolítica y todas y cada una de las acciones acaecidas bajo su cúpula, tenían como objetivo el control de determinadas zonas del planeta, tal y como hace, desde siempre, Los Estados Unidos con las llamadas zonas de influencia alrededor del mundo. ¿Y realmente se puede creer que tal cantidad de energía se pudo mover a base del estímulo del dinero? Pienso que no. Sin embargo, llegado a este punto ¿Acaso me siento como un mercenario?
    No, según el concepto clásico. Si, dentro de los parámetros de actuación en ese paréntesis histórico.
    ¿Y al final, qué quedó de nosotros? Nada o casi nada. Angola nos borró de gran parte de su memoria. Nos recuerdan como los perros de los rusos, gente venida de muy lejos sin que el pueblo llamara clamando su ayuda. Así se les paga a los mercenarios. Se les recuerda por lo que hicieron, no tanto por quién le paga. Fuimos malos invitados. Como un error histórico que, con el paso de las generaciones, es enterrado y olvidado en la tumba de las vergüenzas que cada país esconde en el rincón más apartado del cementerio de sus malos recuerdos. Si fuimos mercenarios, tal vez fuimos los mercenarios más tristes del mundo, porque aunque hubo de todo, también vi heroísmo, entrega, valentía, camaradería y muchos cojones en situaciones que merecían ser reservadas para cuando la patria, nuestra patria, Cuba, estuviera, hipotéticamente, en peligro. Lo que demuestra que los Castro no se merecen la infinita calidad humana del pueblo que desgobiernan. Un saludo a los camaras.

  3. estoy completamente de acuerdo con el comentario de jose antoni y todavia hay mas.simpre leo este blog porque creo que en el se ilustra sin lo que ocurrio verdaderamente en angola sin haber pasado por el tamiz del cerebro del gran hp de fidel castro.

  4. Estoy muy de acuerdo con todo lo que he leído aquí, y me ha gustado mucho el comentario de Jose Antonio, solo me queda algo que me molesta, …como los cubanos hemos sido capaces de exponer la vida y en ocasiones morir por una causa totalmente ajena y en cambio se hace tan relativamente poco por la causa de CUBA, por nuestra causa? por tumbar al H P de Fidel Castro? No entiendo

  5. 1.- Primero muestra las pruebas de lo que escribes. Sería muy tonto creerte sin presentar pruebas.
    2.- Un mercenario se distingue por la finalidad de sus acciones. Los mercenarios belgas del Congo actuaban por una ideología capitalista. Pero los cubanos internacionalistas actuaban por una ideología que defendia a a los desprotegidos.
    3.- Si no entiendes lo que significa internacionalismo proletario mejor ni hables de ello. ¿O crees que realmente lo comprendes?
    4.- Creo que has de ser católico. Pues empieza por ver toda la mierda que ha hecho el catolicismo en casi 16 siglos de Historia.

  6. Caimán, siento mucho que este blog te de tanta picazón, no es mi blog ni mucho menos, yo solo soy uno que pasa por aquí a ver a unos cuantos camaradas, así que ponte un poquito de alcohol y relájate porque te veo tenso y así, con el uso de la típica puntualización de los ñangaras, con numeritos y todo, para guiarnos por el buen camino de la sabiduría absoluta de la historia oficial que tu defiendes, veo que mezclas cosas y exiges otras sin aportar de tu parte nada que realmente aclare algo más allá de lo que ocurre entre el Granma y la punta de tu nariz. Pero para complacerte, voy a intentar responder tus 4 puntos, así, como te gusta, tal y como te han amaestrado, sin salirte de la cola ni saltarte un renglón, sin ofender a tus obedientes neuronas, como a un niño al que hay que explicarle las cosas porque tiene miopía y evita ponerse espejuelos.
    1-Pruebas, para creerme necesitas pruebas. Que extraño Caimán, viniendo de ti que tienes acceso a Internet, que sabes que hay decenas de blog en español, ingles y portugués para consultar y compulsar información de todos y cada uno de los países y personas implicadas en el conflicto de Angola, te recuerdo que el pueblo de Cuba carece del lujo que tu disfrutas viajando por internet, así que no intentes pasar por lo que no eres, que aquí marineros somos en la mar estamos ¿ok?. No somos nosotros quienes tenemos que presentar pruebas porque parte de ellas es el testimonio personal e intransferible de nuestros recuerdos en aquel infierno donde nos metió tu Gran Jefe. No representamos partido político alguno (tu si) y la fuerza de los datos que aquí se exponen está avalada por la libertad de pensamiento que entraña el ser veteranos de Angola, gústele a quien le guste y jódale a quien le joda. El silencio oficial no puede silenciar nuestra memoria y aquí nadie va sabio ni de saberlo todo porque cada uno tuvo lo que le tocó pero juntos podemos entender más razones que aquellas que tu manejas desde el discurso oficial. Hay una canción argentina que dice “Si la historia la escriben los que ganan, eso quiere decir que hay otra historia.”
    2- ¿Realmente crees que fuimos allí para defender a los desprotegidos? ¿Aún hay gente que se cree eso? ¿Aún sigues durmiendo de ese lado? ¿De la mano de los soviéticos? ¿Los mismos que inventaron el comunismo y a penas pudieron gritaron ¡¡Solavaya!! Porque comprendieron que aquello era una reverenda mierda y se safaron de una ideología que dejó millones de muertos por la arbitrariedad y explotación de sus propios líderes? Puede que para ti Angola sea lo más romántico del mundo pero ¿De veras que fuiste a Angola? Lo dudo papito. Según tu, los Belgas actuaban por una ideología capitalista ¿Y nosotros qué implantamos? ¿Guayaba con queso crema o un régimen totalitaria del que la actual sociedad angoleña prefiere olvidar como un mal recuerdo?
    3- Caimán, me encantaría que escribieras aquí lo que significa para ti el internacionalismo proletario, ilumínanos, sácanos de nuestros errores, se irrebatible en los argumentos. En eso consiste el debate, por cierto, algo ausente en la sociedad cubana ¿Temes al debate, al intercambio de ideas? Sería bueno que explicaras las razones por las que Angola es un tema tabú en nuestro país. Entre la película Caravana y esta otra llamada Kangamba han pasado muchos años pero la puesta en escena es la misma. Eso dice mucho sobre el nivel de congelación de nuestra sociedad y la gerontocrácia que la gobierna. Comunismo es igual a inmovilismo. Allí no funciona nada y el debate sobre aquella guerra no pasa de ahí.
    4- Demuestras algo más que ignorancia al meter el catolicismo en el punto 4 porque debes estar muy corto de argumentos cuando tocas la religión. Bueno, eres supuestamente libre y tu opinión merece el respeto que tu le niegas a otros ¿Qué tal si hablamos del pasado católico de Fidel Castro? ¿De cómo fue a esconderse bajo la sotana mientras huía del fracaso del Moncada? ¿De cuanto se apoyó en el clero cubano para alcanzar sus propósitos? ¿De lo mucho que demuestra Castro, en su prepotencia personal y ejecutiva, toda la formación y carácter propio de los jesuitas que fueron sus maestros? Tal vez, cuando empieces a ver lo que según tú, es la mierda que ha hecho el catolicismo en 16 siglos de historia, incluyas a tu amo Fidel. Él es un fiel ejemplo de lo peor del catolicismo. Aunque no se, creo que en el fondo, a ti te gusta. Que Dios te bendiga Caimán y que abra tu memoria selectiva para que, como dice Pablo Milanes, “Ilumine la oscuridad de otras cosas” No dejes de pasar por aquí más a menudo. No somos “El enemigo” El verdadero enemigo es la falta de respeto y la intolerancia. La ignorancia voluntaria. El desgano a la hora de asimilar otros puntos de vista cuando tienes en tus manos herramientas para hacerlo. La obediencia ciega y la negación a la discrepancia. La falsa creencia en la verdad unilateral e infalible en un mundo complejo y redondo lleno de personas que piensan porque existen y exigen no ser la masa obediente con las que siempre han soñado todos los dictadores de izquierda y derecha.
    Un abrazo desde España y coño, compadre…relájate y disfruta de éste y otros blogs. Anda, tú que tienes Internet, mientras el resto del pueblo se tiene que chupar la punta de aquello que tú sabes.

  7. El caiman pide pruebas como si estuviera en un juicio, esto es un blog, la gente escribe su opinión, lo que le parece, a unos les gusta a otros no, comentamos, argumentamos, pero pruebas? que pruebas tienes tu caiman, de las cosas que crees? Tienes pruebas de que castro da el ejemplo cuando manda que el pueblo se “apriete el cinturon” y pase hambre? has estado en su casa? no has visto las imágenes de su mesa comiendo langosta? tienes pruebas tan siquiera de que aun vive? Me encanto la respuesta de Jose Antonio.

  8. Doctor Carlos Mayo Salazar

    Claro que siempre hemos sido mercenarios. Sólo que también hemos sido estúpidos. En vez de cobrar la paga directamente, hemos dejado que lo haga Castro. Y él tiene el don natural de hacer desaparecer el dinero.

  9. Recuerdo que mi padre , segun cuentan algunos se fue a Angola, en el 76, y fue por que era una nueva guerra contra los comunistas, murio en el 82, pero nos dejo su coraje y sus historias inimitables, hubo 16 argentinos junto a el, que fueron a enfrentar cubanos y sovieticos, mi padre fue a luchar por sus ideales y no por algunos dolares, la vida no tiene precio, solo hay valientes y cobardes, lamento que ese Sr. Caiman, sea tan rebuscadamente tonto, hoy en el 2012, como en todos los frentes, los comunistas son eternos perdedores y pronto mis hijos o mis nietos estaran tomando “margaritas” en la Habana liberada, porque argentina no solo da hijos terroristas como Guevara, sino que ” Hace tronar el escarmiento, en nuestra casa en la ajena “,

  10. Es Muy facil para aquellos, Quienes no vivieron en carne propia la traicion y el engaño con que Fidel llevo a los cubanos a Angola, con sus ideas descabelladas, sucias e intervencionistas. Venir ahora a comentar jactándose de un conocimiento sin fondo y vano.
    Los cubanos en Angola fuimos por miedo a la represión muchos, convencimiento otros y como yo, que me creí que iba a ayudar al pueblo Angolano que me necesitaba. Fue allí en Angola que a los 17 años y después de ver tantos amigos caer en vano me di cuenta de la realidad y comenzó mi odio a la asquerosa revolución cubana, su Líder y sus secuaces.
    Muerte al dictador quien a regado por el mundo el odio y la muerte.
    Harold Angola 1979 -1981

  11. teniente alfonso lopez

    Compañeros,analisando estos comentarios he llegado a una conclusion,logico es una opinion personal,no se deben mesclar las cosas ni calificar a este o al otro de manera despectiva y descalificatoria,todos tenemos derecho a opinar claro,creo que ese es en el fondo uno de los motivos por los cuales siempre todos estaremos dispuestos a luchar.
    Ser mercenario tiene varias conotaciones,no es justo calificar a todos los que en algun momento les ha tocado combatir FUERA DE SU PATRIA por igual.He encontrado una formula que permite evaluar la actividad de mercenario en 4 clases.
    Clase 1 El pesetero, combate por un sueldo fuera de su patria y vive de ello,esta clase de mercenario combate por dinero,llegan inclusive a combatir en una misma guerra por ambos lados,su objetivo es cumplir con exito la mision encomendada y ganar plata, no la guerra en su desenlace final, a veces tienen grandes problemas sicologicos ,son asesinos simplemente y les gusta matar gente.Ej.Calan,Hoare,etc.
    Clase 2 Mercenario contratante,este gana enviando otros al frente,normalmente no pone el cuello en riesgo.Ej: el sudafricano Eben Barlow,Fidel, Raul, Bush en Irak ,etc.
    Clase 3 Mercenario pendejo y idealista ,es mas conocido en el mundo como voluntario por la buena causa,se confunde con el falso revolucionario que cree en un ideal,a veces no cobra nada, pero cree que esta del lado correcto todo el tiempo,este normalmente es tan efusivo y idealista que se mata accidentalmente en la fase de instrucion militar. Ej: algunos de los que fueran a la guerra civil Española,algunos Cubanos en Angola (felizmente pocos),portugueses en los dias pre y pos independencia de Angola etc.
    Clase 4 El obligado ,a veces lo disfrazan de voluntario internacionalista,luchador por la causa justa,claro los que los envian no van al frente, a uno no le queda de otra sino agarrar la maletica y avanzar,creo que aqui entramos casi todos,nos pagan un sueldito para los cigarrilos,nos dan una medallita y si salimos vivos somos recibidos como heroes de la patria,una palmadita en la espalda y luego te olvidan,eres una especie de desecho,luego si nos molestamos por el trato, somos personas con problemas ,traumas de guerra y otras pendejadas,vivimos recordando nuestros compañeros caidos,etc,finalmente somos los locos que regresaron de la guerra.Lo mas curioso es que en este grupo estan los que fueran nuestros enimigos,los kuachas,los sudafricanos,
    Mi saludo y me respeto a todo aquel que le a tocado la jungla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s