Tchipa, mayo-junio de 1988: La historia olvidada (1)

Reclutas y reservistas cubanos en guerra, en el sur de Angola, finales de la década del 80. © Getty Images

Las últimas acciones bélicas de envergadura relacionadas con la mentada batalla de Cuito Cuanavale tienen lugar a finales de marzo de 1988. En agosto de ese mismo año se llega a un acuerdo en Ginebra entre las partes en conflicto (excluída la UNITA) sobre la retirada de las tropas cubanas y sudafricanas y las SADF se retiran de Angola. Pero lo que ha ocurrido en esos 4-5 meses ha sido poco tratado por la historiografía oficial cubana y aún no está claro. La propaganda castrista menciona a grandes rasgos el despliegue de las tropas cubanas hasta la frontera por el flanco oeste, re-ocupando un territorio que en teoría siempre fue suyo (40,000 hombres al mando del General Leopoldo Cintra Frías), y el cacareado bombardeo aéreo cubano a un objetivo civil: las instalaciones hidroeléctricas en la frontera común angolano-namibia. Es que los historiadores del Napoleón caribeño sólo nos recuerdan las batallas ganadas y tienen mala memoria para las batallas perdidas.

6 Respuestas a “Tchipa, mayo-junio de 1988: La historia olvidada (1)

  1. Que el mando militar cubano le plantease al mando militar soviético, la necesidad de una ofensiva en la dirección Ruacaná en el año 1987 era totalmente imposible desde el punto de vista político, debido a que en la provincia de Cunene no existían (practicamente) fuerzas de la UNITA y desde el punto de vista de la opinión pública internacional una agresión tendría repercusiones negativas.

    Por esto aunque el Alto Mando Militar cubano (Fidel Castro) le advirtió a los soviéticos que una ofensiva en la zona del Cuando Cubango no tenía posibilidades de éxito, tampoco hizo el más mínimo esfuerzo por detenerla, pensando que los surafricanos podrían caer en la trampa de apoyar a la UNITA, tal y como ya lo habían hecho en reiteradas ocasiones, lo cuál le daría la oportunidad que tanto estaban esperando y que en ésta ocasión era ineludible, pues no habría otra.

  2. Las tropas cubanas estaban desplegando dos Divisiones de Infantería Motorizada (DIM), una de ellas elite, como la División 50, con 5 Brigadas perfectamente entrenadas (mas de 500 tanques T-55), desplegadas en el Flanco Sur-Occidental del Frente Sur (Ruacaná) y la otra DIM, compuesta por tropas menos preparadas y con material de guerra menos actualizado en el Flanco Sur Oriental del Frente Sur (Cuito Cuanavale). Pero esta era solamente para contener, no para ofender. Los Generales cubanos se contaban por decenas, muchos de ellos veteranos de Etiopia, Siria, Argelia, de las guerrillas en Asia, África y América Latina.

  3. ¿Por que el Flanco Sur Occidental del Frente Sur (dirección Ruacaná)?

  4. Los sudafricanos le dieron durisimo a las tropas cubanas y ni que de decir de las angolanas. Los sudafricanos pelearon duro esas batallas y el conteo resultante esta a su favor. Causaron mucho, mucho destrozo, mas que el causado a ellos. Las tropas cubanas no hacian mas que pedir refuerzos, refuerzo tras refuerzo, que hasta de Cuba nos lo mandaban. Por que se retiraron los sudafricanos? Si por voluntad propia o empujados por la formidable fuerza que se les enfrento despues, eso todavia no se sabe. Su guerra era una de “muerde y huye”. Entrar, arrasar y salir rapido del terreno de operaciones era tactica suya. Acabaron con dos brigadas angolanas, solo encontraron resistencia con los cubanos, que acudieron en ayuda de los angolanos, ocupantes estos de las posiciones del frente. Si no avanzaron mas, fue por el refuerzo que se les envio a las tropas cubanas desde la misma Cuba. Pero cuando entraron los sudafricanos, entraron con todo y todo el mundo tuvo que echarse para atras. Los G-5 y G-6 eran implacables, las mejores piezas de artilleria que pelearon en esa guerra, con un alcance superior a todo lo que tenian los cubanos y unos proyectiles demoledores que taladraban primero para explotar despues. Ni los BM tenian ese alcance ni la efectividad! Gracias a la aviacion, esto es, a los MIG-23 que llegaron de Cuba fue que se pudo contener la superioridad artillera sudafricana. Los sudafricanos no fueron bobos, previeron perdidas y salieron enseguida de alli, y asi y todo dieron batalla mientras se retiraban. Honor a quien honor merece aunque se trate del enemigo.

  5. Vamos a ver Iván: Los surafricanos le dieron durísimo a las FAPLA en los combates del río Lomba (a pocos kilómetros de Mavinga). En esos momentos las tropas cubanas no se encontraban participando en la Operación “Saludando Octubre”.
    Cuando las FAPLA regresan hasta la confluencia de los ríos Cuito y Cuanavale están atrapadas en la margen oriental del único puente, por el cual tenían que cruzar 4 brigadas en plena desbandada. Los asesores soviéticos ya habían sido evacuados por los helicópteros cubanos. De manera que, las FAPLA, se encontraban en desbandada y sin asesores.
    Fue ahí que entraron 250 militares cubanos para hacerse cargo de la asesoría.
    El resto de las tropas cubanas fueron llegando poco a poco y nunca cruzaron los ríos.
    Por tanto, jamás entraron en combate (frontal) con los surafricanos. La idea era defender la posición, hasta que las brigadas FAPLA lograran cruzar hacia la margen occidental del puente.

    Los surafricanos pelearon duro en Lomba, pues era la única forma que detener el avance de las FAPLA sobre Mavinga, porque la UNITA huía en desbandada ante la descomunal fuerza desplegada por las FAPLA.

    Efectivamente, las SADF causaron muchos destrozos a las FAPLA. Aniquilaron la Brigada 47.
    Las tropas cubanas se encontraban a más de 200 kilómetros de Cuito Cuanavale y eran unidades anti-guerrilleras de la “Operación Olivo”, comúnmente llamadas “caza bandidos».
    Para lograr una defensa efectiva necesitaban refuerzos de al menos 5 brigadas, que fue lo que sucedió. Entre el mes de diciembre de 1987 y febrero de 1998 llegaron las cinco brigadas cubanas a Cuito Cuanavale.
    Esas brigadas no llegaron de Cuba. Las que llegaron de Cuba fueron concentradas en la dirección Ruacaná.
    Los surafricanos, luego de las operaciones Hooper y Packer, entendieron que era imposible (con las fuerzas que tenían) aniquilar las brigadas FAPLA y mientras tanto, las mismas cruzaban el río hacia el oeste. De tal forma que las SADF ya no tenían nada que hacer allí.
    Por otro lado, el alto mando militar de las SADF valoraba el lento avance de una División de tropas cubanas hacia Ruacaná.
    Debo aclararte que el muerde y huye de los surafricanos fue en otra etapa, cuando la Agrupación de Tropas del Sur (ATS) de las fuerzas cubanas se replegó hacia el norte (línea férrea de Benguela a Menongue) y gran parte del territorio sur era controlado solamente por las FAPLA.
    Las Fuerzas Armadas cubanas no tenían capacidad para defender el inmenso territorio angolano. Los surafricanos tampoco. De ahí sus acciones de muerde y huye.

    Los MIG-23ML no llegaron de Cuba. Ya estaban en Angola. Fueron los MIG-23BN los que llegaron de Cuba, pero cuando más se necesitaban se encontraban en el Océano Atlántico a bordo de un buque mercante al que se le habían averiado las máquinas. Se encontraban al pairo y esos aviones nunca entraron en combate.

  6. Ub consejo Iván:
    Nunca emitas una opinión cuando no sabes de lo que se trata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s