El desastre de Cassinga (8)

Entrada a Cassinga, años después. Foto del blog La Ultima Guerra

Entrada a Cassinga, años después. Foto del blog La Ultima Guerra

Por Mario Armando Riva Morales (Manchiviri)

(Por su importancia y por el conocimiento del tema que aborda en un testimonio de primera mano, publicamos en esta serie de posts un nuevo comentario que nos ha dejado este piloto y ex-oficial de la fuerza área cubana veterano de la Guerra de Angola).

El día 8 de mayo nos enteramos que el representante de la aviación en Techamutete se hacía eco de la noticia del derribo de un avión Mirage a unos 4 Km. de Cassinga. El 11 de mayo corría el rumor de que los surafricanos no habían tenido tiempo de reembarcar todas las tropas y que debían quedar algunas en la región.

No existió tal avión derribado, por lo menos en territorio angolano. Las tropas surafricanas no dejaron ni muertos ni heridos, mucho menos prisioneros. Los cohetes tierra aire, portátiles del tipo “flecha” (de fabricación soviética), resultaron ser extremadamente frágiles y complejos.

La política de no-intervención en los asuntos internos de Angola, que tanto proclamaba el gobierno cubano, era totalmente una falsedad. No solo nos dedicábamos a combatir a la UNITA, sino que éramos incapaces de defender a nuestros aliados en el enfrentamiento con los surafricanos, los cuales habían dado una lección de cómo llevar a vías de hecho una operación exitosa en contraste con el fracaso nuestro, que había concluido hacía menos de 15 días durante el “Ejercicio Táctico en Campaña”.

El esfuerzo del Mando cubano había sido encaminado hacia el recibimiento del “control”, procedente de Cuba, sin tener en cuenta la posibilidad de este tipo de golpe sorpresivo. El famoso “Control” lo realizaría el Estado Mayor General y seria en función al periodo de instrucción Abril-Agosto de 1978.

Cito de mi diario de campaña:

Anexo F.- En Cuba se considera que la paz reina sobre la faz de la tierra angolana. Se entiende que como política internacional, Angola proclame que en su país no existan fuerzas beligerantes. Hasta aquí muy bien, pero de ahí a que nosotros mismos le demos crédito y que sobre la base de eso hiciéramos nuestras planificaciones… Se tenía que dar el caso de que los surafricanos realizaran un ataque a 200 Kms. de la frontera y nuestros tanques se encontraran sobre calzos y llenos de letreritos que rezaban: ” Bienvenidos, compañeros de la comisión”. Fin de la cita.

El Teniente Coronel Toledo nos comentaba que el día 4, tres horas después de comenzado el ataque al poblado, el jefe de las tropas cubanas en Techamutete había estado preguntando, insistentemente por radio, si se suspendía el control a fin de bajar de los calzos a los tanques y proceder hacia Cassinga y repetía incesantemente que la orden de combate estaba dada siempre. Continuó diciendo que al cabo de tres horas y solo después de que el General Raúl Menéndez Tomassevich (ya fallecido) se cagara varias veces en su madre, fue que el jefe de las tropas de Techamutete avanzó hacia el poblado de Cassinga.

En honor a la verdad, debemos decir que no fue este el único de los jefes que titubeo. En el Puesto Central de Mando de la MMCA, otros pejes gordos dieron su resbaladita.

Una respuesta a “El desastre de Cassinga (8)

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s