Mayor Orestes Lorenzo Pérez (IV, final)

La familia de Orestes Lorenzo a su llegada a los Estados Unidos.

Volando a muy baja altura (2 metros sobre el océano para evitar los radares), la nave se aproximó a la isla al atardecer, a la angosta carretera frente a la playa El Mamey, muy cerca de Varadero, a unos 150 kilómetros al este de La Habana. Mientras tanto su esposa y los niños que esperaban en la carretera según lo acordado, escucharon el ronroneo del motor y vieron el aparato. Lo que Lorenzo no había previsto en su minucioso plan fue que a esa hora la carretera estaba transitada. El escenario no podía ser peor, porque en el tramo previsto para el aterrizaje coincidieron un auto, una rastra, un autobús con turistas y una gigantesca piedra en medio de la vía. Balanceando las alas, el piloto casi rozó el techo del auto, tocó tierra y se detuvo a ocho metros del autobús con los turistas petrificados en sus asientos y los ojos a punto de salírseles de las órbitas. Casi dos años después de la separación, Lorenzo vio aparecer a su familia corriendo frente al avión. En la carrera, Alejandro, el menor de los niños, perdió un zapato. Para evitar una tragedia con las hélices y preparar el despegue, giró el aparato en U y abrió la portezuela de la cabina. Todo en menos de un minuto. Orestes logró despegar pero adentro del avión el miedo hacía su trabajo. Vicky tenía la vista fija en el cielo temiendo que aparecieran los cazas cubanos. Rezaba. En un momento rodeó con los brazos a sus dos hijos y les tapó los oídos para que no oyeran si ocurría lo peor. Los niños estaban asustados, confundidos, lloraban. Solamente cuando la aeronave traspasó el paralelo 24, límite del espacio aéreo de Cuba, la tensión aflojó un poco. Casi una hora más tarde, la nave aterrizaba de vuelta en la Florida. El revuelo mediático que causó la hazaña de Orestes fue tremendo, ya que por segunda vez había hecho quedar en ridículo al régimen castrista. En la primera rueda de prensa dijo: “Díganle a Raúl Castro que le he tomado la palabra y he ido personalmente a recoger a mi familia”.

Flying at very low altitude (2 m above the sea to avoid radar), the ship approached the island at dusk, from the narrow road opposite the beach of El Mamey, close to Varadero, about 150 kilometers east of Havana. Meanwhile, his wife and children waiting on the road as agreed, they heard the rumble of the engine and saw the device. What Lawrence did not provide in its detailed plan was that at that time the road was busy. The stage could not be worse, because in the tranche for the landing agreed a car, a tractor trailer, a bus with tourists and a giant stone in the middle of the road. Balancing wings, the pilot almost touched the roof of the car, landed and stopped eight meters from the bus with tourists petrified in their seats and eyes salírseles point of the orbits. Almost two years after separation, Lorenzo saw his family appear to run in front of the plane. In the race, Alexander, the youngest child, lost a shoe. To avoid a tragedy with the helices and prepare for takeoff, turned the unit in U and opened the door of the cabin. All in less than a minute. Orestes did the plane take off but the fear in doing his job. Vicky was staring at the sky fearing Cuban fighters appeared. He prayed. At one point threw her arms around her two sons, and his ears not to hear if the worst happened. The children were frightened, confused, crying. Only when the aircraft passed through the 24th parallel, the boundary of the airspace of Cuba, the tension eased a little. Almost an hour later, the spacecraft landed back in Florida. The media frenzy that caused the deed of Orestes was tremendous, and for the second time had made a fool of the Castro regime. In the first press conference said: “Tell Raul Castro that I have spoken and I have personally gone to pick up my family.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s