Max (III, final)

En 1989 son arrestados y procesados numerosos oficiales de las fuerzas armadas y del MININT, entre ellos el General Arnaldo Ochoa y los hermanos Antonio y Patricio de la Guardia, es la Causa No.1, el llamado “Caso Ochoa”. Entre otras muchas cosas se les acusa de utilizar sus cargos en las fuerzas armadas, el MININT y el CIMEX para el tráfico de drogas y la ganancia personal. Cuatro oficiales son fusilados, entre ellos Ochoa y Antonio de la Guardia; Patricio es condenado a 30 años de prisión. Poco después también es detenido –y muere en prisión- el Ministro del Interior, el General José Abrahantes. Norberto Fuentes, un escritor allegado a los círculos de poder, dirá más tarde que los informes de Marambio en contra de los hermanos de la Guardia le salvaron de verse involucrado en el caso. Fuentes era amigo íntimo de los altos oficiales involucrados -desertaría luego del juicio- y es de suponer que sabe de lo que está hablando.

Veinte años después es el propio Marambio quien cae en desgracia. Sus empresas en Cuba prácticamente expropiadas, una deuda de decenas de millones de dólares, sus colaboradores sometidos a investigación, arrestados o muertos. Los detalles pueden ser seguidos a través de la prensa fuera de Cuba, no vamos a repetirlos aquí. Sólo queremos exponer el caso de Max Marambio como uno más de los trágicos destinos de quienes participaron, como altos oficiales, en la aventura africana de Fidel Castro.

In 1989 they are arrested and prosecuted numerous officers of the armed forces and the Interior Ministry, including General Arnaldo Ochoa and the brothers Antonio and Patricio de la Guardia, is the No.1 cause, the “Case Ochoa.” Among other things they are accused of using their positions in the armed forces, the Interior Ministry and the CIMEX for drug trafficking and personal gain. Four officers were shot, including Ochoa and Antonio de la Guardia, Patrick was sentenced to 30 years in prison. Shortly after is arrested, and dies in prison, the Minister of Interior, General José Abrahantes. Norberto Fuentes, a writer aide to the circles of power, said later that the reports of Marambio against the brothers la Guardia saved him from being involved in the case. Fuentes was a close friend of the senior officers involved, would desert after the trial, and presumably knows what he’s talking about.

Twenty years later it is the Marambio who falls from grace. Their enterprises in Cuba expropriated nearly a debt of tens of millions of dollars, their employees under investigation, arrested or killed. The details can be tracked through the press outside of Cuba, we will not repeat them here. We just want to state the case of Max Marambio as one of the tragic fates of those involved, including senior officers in the African adventure of Fidel Castro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s